Noticia imagen

 

No pelearas con tus amigos no scouts, decían

-“¿Otra vez a los scouts?”

-“Antes tenias más tiempo para nosotros”

-“Los scouts o yo”

Son algunas de las expresiones que empezaras a oír, y con justa razón porque cuando tú patrulla o equipo se vuelve tu familia no piensas en nada más.

Habrá buena comida, decían

Si eres scout sabes que todo lo cocinamos con vitamina T (tierra) y vitamina H (hormigas). Si jamás te ha tocado comer pan cazador crujiente eres un afortunado.

Dormir en medio de la naturaleza es genial, decían

Los scouts somos considerados masoquistas por muchos, tal vez lo seamos. Porque la felicidad y comodidad que se siente dentro de una carpa es directamente proporcional al número de piedras que queden por accidente debajo de donde la armaste.

Los animales son tus amigos, decían

¡¡¡Claro que  lo son!!! No hay mosquito, ejen, cucarron.. y demás animal denominado “bichito”, que no quiera estar cerca de ti en un campamento.

Los scouts son limpios de pensamient….¿Que, qué?

Ok, de pensamiento, palabra y obra: SI. Pero a más de uno, sus padres han mandado a bañar exhaustivamente luego de una tarde scout. Parece que nuestro uniforme fuera un imán de tierra… y sin mencionar que amamos una maraña de rastrero.

Se duerme bien, decían

Si es que los “bichitos” y las piedras te dejan dormir;  llega el mas calilla de la patrulla a molestar, o  el que no tiene sueño a hacer alguna broma; o el silbato de tu jefe ya está sonando para la calistemia por la madrugada.

¿y hay baño? – pues claro, decían

La inmensidad de la naturaleza es tu baño, porque no hay forma de aprender observación, atención y concentración al tiempo que cuando debes hacer tus necesidades de esta manera.

Lo más increíble es que luego de soportar valientemente todo esto, solo esperas que nuevamente llegue el siguiente sábado, cuentas los días para que en el próximo campamento te piquen los mosquitos, y para volverte a encontrar con tu grupo scout. 

 

 


Comentarios